La Amaxofobia o miedo a conducir

conduciendo

La Amaxofobia (del griego hámasa, carro): Es el temor mórbido a los vehículos o a estar en un vehículo en movimiento. Está catalogada como fobia específica o trastorno de ansiedad. El miedo intenso que experimenta la persona, se puede ver incrementado ante la anticipación o la exposición a los estímulos de la conducción.
Estudios recientes, estiman que la prevalencia de la fobia a conducir es del 4% de la población, aunque el porcentaje de persona con algún tipo de miedo relacionado con la conducción aumenta hasta el 22%. Los síntomas provocan un malestar significativo y serias interferencias con la vida cotidiana, tanto laboral como social.
Las personas que sufren fobia a conducir, reconocen que sus miedos son excesivos. Es importante destacar, que la fobia a conducir puede desarrollarse tras un accidente de coche y que puede formar parte de un trastorno por estrés post-traumático. Esta fobia también puede evolucionar hacia otros trastornos de ansiedad, como por ejemplo agorafobia, trastornos de pánico o fobia social.

Entre las preocupaciones más comunes de las personas que sufren fobia a conducir se identifican las siguientes:
● Sufrir un accidente de coche
● Situaciones de complicada conducción (atascos, conducir a través de túneles
o puentes, etcétera).
● Atropellar a alguien
● Ser criticado por otros sobre su conducción
● Sufrir síntomas de ansiedad durante la conducción (como por ejemplo sufrir
un ataque de pánico o perder el control)
● También puede haber otros miedos relacionados con la velocidad o con quedarse encerrado.

La Realidad Virtual resulta ser una buena alternativa respeto las técnicas tradicionales de exposición para el tratamiento a la fobia a conducir. A diferencia de la exposición en vivo (tratamiento por excelencia para las fobias específica), la realidad virtual permite estandarización y control sobre los parámetros de las sesiones de exposición. Además esta tecnología es particularmente útil para repetir la exposición tantas veces como sea necesario a aquella situaciones de la carretera que son impredecibles o con tiempo limitado (conducir con lluvia de noche, conducir dentro de un túnel, ir por autopista…).Y teniendo en cuenta que el tratamiento se lleva a cabo en la consulta del terapeuta, la realidad virtual reduce la posibilidad de sufrir un accidente y de que el paciente quede avergonzado. En nuestro centro disponemos de esta nueva tecnología, que ayuda a superar el miedo a conducir, en pocas sesiones.

imagenmovil-pantallaPregunta sin compromiso en nuestras nuevas instalaciones de la Avenida de Madrid, 11.
Teléfonos: 953 048 678 – 615 946 015
Emai: info lmentalpsicologia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *